Saltar al contenido
El blog dedicado al violín para aficionados, principiantes y estudiantes

Mantenimiento de los violines clásicos: una guía práctica

Taller de mantenimiento de violínes

Son muchas las formas en las que un viol√≠n puede da√Īarse sin que lo sospeches o te des cuenta de esto. Como la acumulaci√≥n de resina en las cuerdas y tapas. Tambi√©n los cambios de temperatura muy bruscos influenciar√°n en su calidad. 

Si eres principiante quiz√°s todav√≠a no comprendas las formas adecuadas con las que limpiarlo o transportarlo, pero para ello a continuaci√≥n conocer√°s una breve gu√≠a que te ayudar√° con ello. 

¬ŅPor qu√© es tan importante realizar un mantenimiento adecuado al viol√≠n?

Antes de iniciar a hablar sobre los mantenimientos b√°sicos al viol√≠n, es necesario recalcar las razones de su importancia. 

Por desgracia un viol√≠n s√≠ puede deteriorarse considerablemente por no limpiarlo como es debido. Limpiar un viol√≠n es una rutina diaria, que debe ser interiorizada. No hay que dejarse enga√Īar por el sonido del viol√≠n, porque aunque sea algo enga√Īoso, en primeras instancias un viol√≠n sucio sonar√° igual que uno limpio. 

Con ello se ahorrar√° dinero y se tendr√° la seguridad de que se est√° haciendo todo lo posible para que el viol√≠n rinda lo mejor posible. 

El mantenimiento del violín por partes

Cada parte del violín clásico necesita de una serie de estándares de limpieza. Como ocurre con todos los instrumentos de cuerda frotada, se trata de dos partes, que serían el violín en sí y su arco. Y a su vez el violín dispone de las siguientes áreas a enfocarse:

Cuerpo del violín

El cuerpo del viol√≠n necesita ser limpiado despu√©s de cada uso con un trapo. Cuando hablamos de cuerpo nos referimos a todo aquello que est√© hecho en madera. Por lo que se incluir√°n partes como su tapa tanto inferior como superior y laterales. 

¬ŅDe qu√© se ensucia el cuerpo del instrumento? Este se ensuciar√° de la resina que caer√° del arco mientras se usa, pero tambi√©n se puede ensuciar por el sudor que dejas en su mango. En especial en la parte superior del cuerpo. Incluso el sudor puede alojarse en la mentonera de su tapa.

¬ŅC√≥mo se limpia? Adem√°s de usar un trapo, se pueden usar productos especializados de limpieza para este. Pero solo ellos deben ser usados, porque est√°n dise√Īados para proteger el barniz. 

El alcohol √ļnicamente puede ser empleado en aquellas partes que se encuentren hechas en √©bano, adem√°s de las cuerdas. Del resto, no deber√≠as experimentar con el alcohol en tu instrumento. 

Consejos pr√°cticos sobre el barnizado

El barnizado es como la piel de tu violín. Y como piel que es, será la encargada de protegerle del sudor, del polvo, de la resina, de cualquier otro material que le ensucie y pueda ser absorbido por la madera. El barniz no es laca, no es impermeable, pero cumple su función en el violín, y debe ser cuidado.

  • El sudor es el enemigo del barnizado: Nuestro sudor es peligroso para el barnizado. El sudor es √°cido y poco a poco ir√° retirando el barnizado. As√≠ que no dejes que el sudor qued√© por demasiado tiempo en el barniz. 
  • Los peque√Īos objetos pueden da√Īarlos: Las marcas en el barnizado son consideradas por muchos como cicatrices que hablan de la historia del viol√≠n. Otros tantos las reparan. No obstante, prevenirlas puede que sea lo mejor, y esto es una tarea de cuidado porque peque√Īos objetos podr√°n ara√Īarlo. Como son los casos de pulseras, o l√°pices, el arco tambi√©n lo hace.
  • Considera la composici√≥n de tu barniz: Hay barnices con base a aceite y a alcohol. Por lo que si quieres limpiar otras partes con el alcohol, tendr√°s que proteger a la tapa, puedes usar un trapo o algo grueso que no traspase. Despu√©s de hacerlo, necesitar√°s escurrirlo muy bien. 

Efes 

Esta es una de las partes más delicadas en el violín, y que por lo tanto, necesita de la dedicación necesaria cuando de limpiarle se trata. La razón de su fragilidad recae en que si llegase a golpearse de alguna forma, el resultado sería su agrietamiento. Algo que no desearás por nada en el mundo.

¬ŅC√≥mo se limpia entonces? Para hacerlo, debes usar un trapo, lo cual es simple, pero el detalle a destacar es que no tienes que forzar en los agujeros. Como ocurre con el viol√≠n en general, su limpieza es sencilla pero debe ser delicada.

Puente

Con respecto al puente de tu violín, su mantenimiento no es algo distinto. Con la limpieza diaria será suficiente. Un punto importante a mencionar, es que esta parte de madera no estará barnizada. Por lo que hace falta ser suave con el mismo y a recordar, no se deben usar limpiadores aquí. Con el trapo bastará para eliminar los restos de polvo.

También otra forma de mantenerlo eficiente es corregirlo en caso de alguna torcedura, estas bien pueden ser verticales u horizontales. Y al enmendarlo debes ser muy cuidadoso. Con esto no se quiere decir que sea una tarea particularmente complicada, solo que se necesita ser suave con ello. Cuando ya has aprendido a cómo hacerlo, será un proceso que realizarás con rapidez y sin pensarlo tanto.

El puente es una pieza que soporta a trav√©s de los a√Īos mucha presi√≥n por parte de las cuerdas.  Lo que permitir√° que se vaya desgastando como es natural con el pasar del tiempo. As√≠ que su sustituci√≥n ser√° necesaria en algunos a√Īos

Cuerdas

Las cuerdas pueden ser limpiadas o cambiadas.

En el caso de la limpieza, esta se limpiará de restos de resina. Y se lo hace con un trapo que deje restos, ya sean de algodón o de microfibra. Un trapo que no suelte pelusas o fibras será lo ideal. Pero si quieres una limpieza que sea más profunda, existen limpiadores específicos para este propósito. Incluso si así lo deseas, podrás usar alcohol. No es algo obligatorio, pero muchos violinistas así lo prefieren.

En el caso de los cambios de cuerda, entraremos en un apartado un poco m√°s complejo. Las cuerdas necesitan ser cambiadas porque se desgastar√°n con su uso. Ellas por igual son capaces de caducarse, algo que no es considerado por algunos principiantes.

¬ŅCu√°nto durar√°n mis cuerdas siendo funcionales? Una vez m√°s, es algo que var√≠a de acuerdo a factores como su uso y la calidad de la cuerda en s√≠. No siempre que las cuerdas tengan una duraci√≥n m√°s corta implica que sean de baja calidad, porque de hecho hay cuerdas hechas con materiales espec√≠ficos que priorizan la brillantez por encima de su duraci√≥n. Y dando como resultado, un desgaste m√°s veloz.

Una recomendaci√≥n para los estudiantes es que no adquieran versiones ‚Äúsolista‚ÄĚ, mejores son las ‚Äúm√©dium‚ÄĚ, el motivo es que tendr√°n una buena sonoridad que se extender√° por una mayor cantidad de tiempo. 

Se tiende a sugerir que los principiantes cambien sus cuerdas solo en caso de que estas tengan un mal sonido, uno met√°lico, o que se rompan como es evidente. Ya cuando un estudiante es medio, el cambio se recomienda cada dos a√Īos, y cuando llegan al grado superior o se trata de m√ļsicos profesionales, se espera que lo hagan cada a√Īo. 

En t√©rminos generales, las cuerdas necesitan ser cambiadas cuando est√°n deterioradas, si bien hacerlo es un gasto considerable, valdr√° la pena. Y ser√° considerablemente mejor que sufrir con un sonido desagradable a los o√≠dos. 

Tensor o microafinadores

Estas piezas no necesitan de una limpieza diaria como se acostumbra con otras piezas en el violín. La razón es que están hechas de metal, y no de madera. Con todo esto, eso no resta que sean tornillos y que por lo tanto requieran de ser engrasados de vez en cuando.

¬ŅQu√© tipo de material se usa para este prop√≥sito? Se puede hacer uso de un tipo de grasa, el requisito principal es que no sea capaz de manchar al instrumento.

Cuando vayas a engrasarlas, cuida de que no alcance otra parte de tu violín. Porque si llega a caer en alguna rotura, no te vas a deshacer de esa mancha. Cuida muy bien la madera de estas manchas.

Clavijas

Una vez más, las clavijas del violín son partes que no requieren de un mantenimiento especial. Cuando estás se encuentran en un estado óptimo, no hay mucho qué hacer en esta situación. Y, cuando no lo estén y aun siendo un cambio aparentemente fácil debe hacerse por un luthier.

Quiz√°s te preguntes ¬Ņc√≥mo s√© si la clavija est√° ajustada como debe ser? En este caso la respuesta la encontrar√°s en su funcionamiento. Cuando una clavija est√° ajustada a la perfecci√≥n, podr√°s afinar sin inconvenientes. Una buena fijaci√≥n y que no debas moverte por tramos, es una muestra de ello. La afinaci√≥n necesita ser un proceso suave y continuo. 

Sin embargo, s√≠ es un proceso poco sencillo para los principiantes al inicio. Y esta es la raz√≥n de que los principiantes no muevan las clavijas con frecuencia. Pasa lo mismo que con los tensores. As√≠ que siendo un principiante no debes preocuparte por esta acci√≥n, a excepci√≥n de que se deba afinar a√ļn m√°s el viol√≠n o te debas enfrentar al cambio de cuerdas.

Arco

El arco solo necesita ser tensado lo suficiente. Algunos principiantes suelen tensarlo en exceso, hasta el extremo de colocar a la vara casi recta. Les da la sensaci√≥n de que es m√°s estable tocar as√≠, pero esto no es cierto. 

Al igual que cuando se acaba la práctica hace falta destensarlo como costumbre. Conllevando a que en su tensado y destensado adecuados se encuentre la clave principal para su mantenimiento. El uso de la resina es un punto a considerar, y su cantidad depende del uso que se le dará. En los estudiantes esto se hace de una a dos veces por semana, para los profesionales cada dos días.

M√°s puntos a considerar

  • Alma: Cuando compras un viol√≠n nuevo ser√° una buena idea revisarlo pasados los primeros seis meses de su uso. Porque el alma y la atadura podr√≠an presentar detalles. El alma quiz√°s qued√≥ corta por una madera no seca del todo. O en lo referente a la atadura pudo darse de s√≠. Algo que apagar√≠a el sonido. 
  • Diapas√≥n: Cambiar el diapas√≥n tiene su precio, pero ser√° necesario a largo plazo porque las cuerdas har√°n surcos en esta parte. Hasta el sudor hace estragos en este, porque el sudor que producen tus dedos provocar√° hoyos peque√Īos. Para los profesionales su cambio es cada dos a√Īos, si no lo eres, puedes esperar m√°s. 
  • Roturas: Si tu viol√≠n llegase a romperse, no lo limpies o mojes. Lo m√°s pronto posible necesitas llevarlo a un luthier junto con la pieza rota. Es lo mismo que debes hacer cuando alguna parte se despegue  o aparezcan grietas notables. Est√° de sobra decirlo, pero por la seguridad de tu instrumento y su vida √ļtil, no intentes hacer t√ļ las reparaciones, eso es un trabajo adecuado para los profesionales.

El papel de la temperatura en la conservaci√≥n de tu viol√≠n 

Un aspecto indispensable en el mantenimiento de los violines cl√°sicos es la temperatura del ambiente. Las condiciones ambientales tienen una influencia asombrosa en estos instrumentos de madera, por lo que debes conocer de su impacto como principiante.

Por ejemplo, debes saber que la madera es sensible a la sequedad del aire, por lo que cuando acontezca un cambio repentino de temperatura o humedad, esto les da√Īar√°.

As√≠ que aclimatarlos es obligatorio en estos casos. Como muestra, si entrar√°s a un sitio seco en un d√≠a lluvioso, espera para sacar tu viol√≠n de su estuche. Necesita acostumbrarse  al ambiente. Lo mismo pasa si es un d√≠a muy frio y entras a un ambiente con calefacci√≥n. ¬ŅQu√© puede ocurrir en cambios extremos de clima? 

La madera es capaz de contraerse, al igual que las clavijas quedar holgadas. La temperatura es tan importante, que hasta podría provocar el agrietamiento de la tapa.

La humedad perfecta para un viol√≠n est√° entre el 50% y 60%. Si deseas controlar ello, con un higr√≥metro tendr√°s la informaci√≥n de ello. Y si la habitaci√≥n est√° muy seca, los humidificadores para la habitaci√≥n o el estuche, son una soluci√≥n. 

Consejos de viaje 

Para finalizar, conviene repasar algunos consejos de viaje para tu viol√≠n. Porque en los traslados ocurren grandes da√Īos a los instrumentos, y como siempre, la prevenci√≥n ser√° lo primordial para conservar su buen estado.

  • Viaja con tu viol√≠n en un buen estuche. De cerraduras y correas firmes.
  • Entre el asiento trasero y el delantero del coche es donde debe ir tu viol√≠n. Las temperaturas del maletero son perjudiciales. 
  • Si viajas en tren o metro, procura llevarlo sobre tus rodillas.