Saltar al contenido
El blog dedicado al violín para aficionados, principiantes y estudiantes

Violines cl√°sicos

alma de un violín clásico

Entre los instrumentos musicales de cuerda, el viol√≠n ocupa un lugar muy especial en el imaginario popular por muchas razones. Entre ellas, por tratarse de una pieza de dise√Īo elegante y seductor, por sus bellas melod√≠as que no dejan indiferente a nadie o porque lo asociamos con el arte cl√°sico de siglos pasados.

¬ŅQu√© es un viol√≠n?

El viol√≠n es el m√°s peque√Īo de los instrumentos de cuerda frotada, una categor√≠a en la que tambi√©n se encuentran la viola, el violonchelo y el contrabajo. Una de sus principales caracter√≠sticas es que requiere de una varilla externa conocida como arco para poder extraer las melod√≠as.

Pese a su tama√Īo, el viol√≠n es un instrumento un tanto complejo, con m√°s de 60 piezas en total. Entre las m√°s importantes, encontramos una caja de resonancia de dos tablas de madera (la arm√≥nica y la de fondo) que se hacen m√°s estrechas en la parte central, sobre las que destacan dos aberturas de resonancia conocidas como ‚Äúefes‚ÄĚ debido a su forma.

La caja de resonancia se extiende a través del mango, también llamado mástil, hasta llegar al clavijero, terminando en una pieza ornamental llamada voluta. Sobre el mango se ubica el diapasón o tastiera, que es donde se apoyan los dedos para tocar las diferentes notas. Sobre la caja tenemos las cuatro cuerdas que se elevan a través de un puente a presión y se sostienen entre un cordal y el clavijero.

Los materiales con los que se fabrica cada violín influyen directamente en su calidad. En líneas generales, se utiliza el abeto para elementos como la tapa o la barra armónica, el arce para el fondo, el mango y el puente, mientras que el diapasón y las cejillas suelen elaborarse con ébano. Ten en cuenta que los cortes y el tratamiento de la madera también influyen en el resultado final.

¬ŅC√≥mo funciona un viol√≠n?

Ese sonido tan característico y penetrante del violín no es obra del azahar, ya que se obtiene como resultado de una serie de interacciones un tanto complejas pero muy interesantes. Todo empieza con la acción del arco sobre las cuerdas, el cual produce un efecto de vibración que se dirige a través del puente hasta llegar a la caja de resonancia, que se encarga de difundir el sonido a través del aire.

Ten en cuenta que las melod√≠as no son iguales en todos los violines. Factores como la calidad y la intensidad del sonido dependen de elementos como el tipo de cuerdas, el nivel de tensi√≥n, el arco, la madera, el tama√Īo, el montaje y hasta el tipo de barniz utilizado en cada instrumento.

Las cuerdas del violín, afinadas por intervalos de quintas perfectas, son la parte vibrante del instrumento. Su grado de tensión determinará su nivel de frecuencia, algo que se puede modificar, pero también intervienen otros factores como su longitud, peso, elasticidad, entre otros. El material del que están fabricadas las cuerdas también influye directamente en la calidad del sonido.

Lo curioso del viol√≠n es que, a pesar de su peque√Īo tama√Īo, es uno de los instrumentos de cuerda capaces de producir los tonos m√°s altos.

¬ŅDe qu√© tama√Īo son los violines?

Uno de los puntos que debes tener en cuenta acerca de los violines -en especial si es que deseas adquirir uno- es que se fabrican en diferentes tama√Īos, a fin de que se puedan acoplar a personas de todas las edades. Los m√°s populares tienen medidas de 4/4 (el m√°s grande), 3/4, 2/4 y 1/4. 

Definir el tama√Īo de viol√≠n adecuado para cada persona no es para nada complicado. Por lo general, solo hay que comparar el instrumento con el largo del brazo extendido, pero ligeramente flexionado, hasta encontrar una posici√≥n c√≥moda.

Dado que muchos se introducen en el mundo de los violines desde muy chicos, algunas tiendas ofrecen instrumentos en tama√Īo 1/32, que corresponde a un largo de brazo de apenas 31 cm. El m√°s grande, de 4/4, alcanza medidas de brazo estirado superiores a los 54 cm. La buena noticia es que las dimensiones son muy variadas, as√≠ que las mujeres, ni√Īos o personas con brazos cortos pueden encontrar modelos adecuados para sus necesidades.

Aparte de su tama√Īo, los violines tambi√©n se pueden diferenciar seg√ļn su tipo de fabricaci√≥n. Tenemos los de f√°brica, elaborados mediante procesos industriales y por lo tanto m√°s econ√≥micos, seguido por los prefabricados, cuyo grado de calidad es intermedio, para llegar a los fabricados a mano, que figuran entre los mejor valorados de la actualidad.

Te invitamos a estar al tanto de nuestra p√°gina para seguir conociendo m√°s sobre el viol√≠n, un instrumento apasionante capaz de llevar la m√ļsica a otro nivel.

Un repaso por los orígenes del violín

El viol√≠n tal y como lo conocemos hoy no se cre√≥ de la noche a la ma√Īana. En realidad, es resultado de un largo y complejo periodo evolutivo que se remonta a la Edad Media. Se cree que sus precursores son los instrumentos de cuerda frotada que llegaron a Europa a ra√≠z de la migraci√≥n de los √°rabes, como el rabel, el rebab o el la√ļd.

Podemos encontrar antecedentes más inmediatos en la viola de gamba o la viola de braccio, que se desarrollaban en Italia en el siglo XVI. Fue en esa época cuando surgió el violín moderno de cuatro cuerdas, específicamente en Cremona, ciudad italiana donde proliferan árboles como los abetos y los arces. Los primeros ejemplares de los que se tiene registro fueron obra de Andrea Amati, aunque otras fuentes aseguran que fue Gasparo da Salò.

Pero el gran prestigio del viol√≠n, ese que perdura hasta hoy, se le atribuye a Claudio Monteverdi, un reconocido compositor italiano que decidi√≥ incorporar el instrumento a sus conciertos de √≥pera, una idea que le gener√≥ enorme √©xito. Gracias a este reconocimiento, surgen los primeros luteros o ‚Äúluthiers‚ÄĚ, personas dedicadas a fabricar instrumentos de cuerda.

De la mano de los prol√≠ficos luthiers de Cremona, comenz√≥ en el siglo XVII lo que se conoce como la ‚Äúedad de oro del viol√≠n‚ÄĚ. Fabricantes de la talla de Giuseppe Guarnieri, Antonio Stradivari y el propio Andrea Amati convirtieron al viol√≠n en un instrumento de lujo, muy codiciado por los amantes de la m√ļsica y protagonista en las grandes √≥peras.

Esta √©poca es muy especial en la historia de los violines, pues se fabricaron ejemplares con sonidos √ļnicos que ni siquiera hoy han logrado replicarse. Por ese motivo, hoy los famosos violines Stradivarius o los Guarnerius se exhiben en grandes museos del mundo y est√°n valorados en varios millones de d√≥lares.

Damos un salto en la historia hasta el siglo XIX, cuando el luthier franc√©s Fran√ßois Tourte realiz√≥ algunos cambios al dise√Īo cl√°sico de los violines, d√°ndole la forma que se utiliza hasta nuestros d√≠as.

Violinistas ilustres

Para que el sonido de un violín alcance todo su esplendor, necesita ser interpretado por un artista virtuoso. Por suerte, a lo largo de la historia pasaron nombres destacados que son reconocidos hasta nuestros días. La lista es larga, pero algunos de ellos han dejado una huella imborrable.

Encontramos, por ejemplo, c√©lebre violinista italiano Antonio Vivaldi, impulsor del g√©nero de los conciertos y autor de ‚ÄúLas cuatro estaciones‚ÄĚ, que destaca entre sus m√°s de 700 obras. Tambi√©n destaca el franc√©s Jean-Baptiste Lully, quien tocaba el viol√≠n desde los 13 a√Īos y deleitaba a la corte del rey Luis XIV.En una lista de leyendas no puede faltar el c√©lebre genov√©s Niccol√≤ Paganini, cuyo estilo de vida y apariencia particular, combinados con su indescriptible talento para tocar el viol√≠n, lo llevaron a ser conocido como ‚Äúel violinista del diablo‚ÄĚ. A Paganini, autor de los ‚Äú24 caprichos‚ÄĚ, se le atribuyen habilidades incre√≠bles, como la capacidad de tocar hermosas melod√≠as con un viol√≠n de una sola cuerda, entre muchas otras.